COLEGIO DE PROFESORES SOBRE AGRESIÓN A DOCENTES: “ESTAMOS FRENTE A UNA CRISIS ENORME DE RESPETO”

Magisterio advierte que este es un fenómeno que nadie está asumiendo.

Impacto han causado los casos de profesores agredidos en establecimientos educativos, ya sea por alumnos o incluso apoderados en la Región de O’Higgins. El último de ellos ocurrió en Chimbarongo, cuando un apoderado golpeó con una silla a un docente, dejándole un corte en su cabeza que requirió cinco puntos de sutura.
El presidente regional del magisterio, Roberto Villagra asegura que la institución recibe de forma constante denuncias de profesores que han sido violentados verbal y físicamente en su lugar de trabajo.
Villagra sostiene que “estamos frente a un fenómeno nuevo y nadie, a nuestro juicio, está asumiéndolo, aunque tenemos graves situaciones como la que sucedió con el profesor Torrealba de Chimbarongo”.
El dirigente plantea que la explicación de esta nueva forma de relacionarse tiene su origen en que “hay una falta de respeto a la profesión docente, como también al concepto de familia, a la mamá, al papá”.
Para Villagra este tema ha venido “en tanto las comunidades educativas se han visto golpeadas, impactadas también por nuevas formas de relacionarse que tienen muchos alumnos”.
Son jóvenes “que están más solos que antes, que tienen menos oportunidades, por tanto no están en la vereda justa del respeto a las normas que impone una comunidad educativa”, advierte.
En esa línea, Villagra sostiene que “en el sistema escolar se reproducen todas las cuestiones positivas y negativas de la sociedad”, por lo cual “en la escuela se refleja lo que está sucediendo fuera de ella”.
Por lo cual es frecuente que en el aula sea usual “mantener una relación de mucho garabato, de falta de respeto, de no acatamiento a ciertas normas que imponen los reglamentos internos”, reflexiona el representante de los profesores.
Para dar solución a esta problemática Villagra plantea que “se debe producir una política pública que va más allá de la escuela, que tiene que ver con generar comunidades escolares que vayan construyendo valores”.
En este momento “estamos frente a una crisis enorme de respeto”, por lo cual es “grande el desafío que tienen las comunidades educativas de imponer respetos”.
En ello cobra relevancia la aplicación de “reglamentos internos que permitan vivir resguardados tanto los alumnos, los apoderados, los profesores y que caminen por el bien común”, concluye Villagra.

Fuente: www.eltipografo.cl

Entradas relacionadas

Deja tu comentario